Cuándo viajar a Buenos Aires

Si quieres conocer la capital argentina y aún no has fijado fecha, puedes considerar algunos aspectos relevantes, como el clima, el tráfico de turistas, los precios y la oferta de espectáculos. Para saber cuándo viajar a Buenos Aires, aquí tienes algunos datos que pueden ser muy útiles.

En Buenos Aires no existe temporada alta o temporada baja como lo entendemos comúnmente, porque los precios no descienden en una época especial del año. Sin embargo, si buscas menos circulación de gente para recorrer los sitios de interés y ver los espectáculos con mayor comodidad, puedes viajar en los meses en que los residentes se van de la ciudad. Si buscas tranquilidad y menos colas, entonces debes visitar la capital en enero, aunque el calor puede llegar a ser bochornoso y las propuestas en espectáculos disminuyen.

Si quieres conseguir algún beneficio en los pasajes de vuelos o barco hasta Buenos Aires, puedes probar de viajar en mayo, junio, agosto o noviembre, que es cuando los argentinos salen menos del país. Después de semana santa y hasta las vacaciones de invierno en julio, el turismo interno del país disminuye, y podrás encontrar fácilmente sitio para alojarte.

En cambio, si no te molesta el movimiento de gente, entonces viajar a Buenos Aires en las vacaciones de julio o en semana de turismo puede ser un paseo muy recreativo. En estas semanas las propuestas en espectáculos de teatro, de cine y otras actividades culturales aumentan considerablemente. Abril puede ser la mejor opción si consideramos las condiciones del clima, ya que la primavera es una de las estaciones más agradables en Buenos Aires, a diferencia del caluroso verano y las noches frías del invierno.

Eventos importantes en Buenos Aires

Buenos Aires es con frecuencia escenario de shows musicales y espectáculos reconocidos a nivel internacional. Entre ellos hay espectáculos que se repiten cada año y que atraen a visitantes de todas las provincias de Argentina y a extranjeros.

El Rally Dakar, una competencia anual que en su origen se realizaba en Europa hasta la ciudad Dakar en Senegal, se mudó desde el 2009 al continente americano. Las cuatro categorías de automóviles, camiones, motocicletas y cuatriciclos compitan en los terrenos de arena, roca, barro y vegetación que ofrecen los paisajes de Chile y Argentina. El primero de enero es una buena fecha para visitar Buenos Aires si eres admirador del Dakar, porque la competencia arranca desde la capital argentina y sigue hasta el norte de Chile.

El Pepsi Music es un evento que también reúne a gente de otras partes de Argentina y de otros países. Se trata de un festival que tiene lugar el último fin de semana de octubre en diferentes escenarios y estadios apostados en distintos barrios de la ciudad. Es un festival que todos los años, desde el 2005, organiza la empresa Pepsico Argentina SRL. Se presentan reconocidas bandas nacionales e internacionales de diferentes géneros. En el Pespsi Music se puede escuchar música pop, rock, reggae y hip-hop.

Creamfields se viene organizando hace más de diez años en Buenos Aires. Se trata de la fiesta de electrónica más grande a nivel mundial, que tuvo su origen en la ciudad inglesa de Liverpool. En la edición de Buenos Aires los escenarios van rotando cada año y en la última fecha convocó a más de 80 mil personas. En general tiene lugar a mediados de noviembre y participan DJ´s renombrados de la Argentina y el mundo.

El clima en Buenos Aires

Buenos Aires se  ubica en un terreno plano, conocido como la Llanura Pampeana, al sur del continente americano y sobre la ribera oeste del Río de la Plata. La población de la ciudad se estima en tres millones, mientras que toda el área metropolitana, conocida como la Gran Buenos Aires pasa los 12 millones de habitantes. Si quieres conocer este inmenso centro urbano, es bueno saber cuáles son sus condiciones climáticas en las diferentes épocas del año, así podrás armar tu valija con la ropa que te será útil. En términos generales, el clima en Buenos Aires es templado, con una temperatura media de 18 grados centígrados.

El verano en la capital argentina es húmedo y tiene un promedio de temperaturas de 28 grados centígrados. A diferencia de la ciudad de Montevideo, donde sopla una ventisca fresca de la costa marítima, en Buenos Aires los días de verano pueden llegar a ser bochornosos. Las mañanas son cálidas, y la temperatura sigue aumentando al medio día y en las primeras horas de la tarde, con picos de calor que superan los 35 grados. En la noche, esta temperatura elevada desciende levemente.

Un fenómeno que ocurre todos los veranos es la llegada del pampero, un viento zonal que llega desde el sudoeste. Comienza con una tormenta breve y sigue con vientos fríos y secos. En la misma zona metropolitana no hay sitios en la costa habilitados para el baño. El verano no es una buena época para visitar Buenos Aires, a no ser que busques menos tráfico y circulación de gente para recorrer los sitios de interés turístico y cultural con mayor tranquilidad.

En primavera y otoño el clima es más agradable en cuanto a las temperaturas, pero en cambio hay más precipitaciones que en otras épocas del año. Entre los meses que van de marzo a junio y de setiembre a diciembre, ocurren con frecuencia lloviznas y breves chaparrones. En los días soleados el clima es realmente satisfactorio, con mañanas algo frescas, y temperaturas que aumentan moderadamente hacia el medio día. Con estas estaciones del año llega la sudestada: son vientos fuertes frescos y húmedos del sudeste, que duran varios días y vienen acompañados de precipitaciones.

En invierno la temperatura promedio es de 11 grados centígrados. Muy pocas veces el termómetro desciende los 0 grados. Durante el día el frío es moderado, pero de noche las temperaturas bajan sensiblemente, sobre todo en el frío mes de julio. Si viajas en época de invierno a Buenos Aires y planeas conocer la vida nocturna de la ciudad, entonces asegúrate de empacar una campera bien abrigada, ropa de lana y bufanda.

Las nevadas y neviscas no son habituales en la ciudad de Buenos Aires, pero sí ocurren otros fenómenos meteorológicos como el Veranito de San Juan que llega en pleno invierno y dura entre 3 a 7 días, y el Temporal de Santa Rosa que trae fuertes vientos en el mes de agosto.