El clima en Buenos Aires

Buenos Aires se  ubica en un terreno plano, conocido como la Llanura Pampeana, al sur del continente americano y sobre la ribera oeste del Río de la Plata. La población de la ciudad se estima en tres millones, mientras que toda el área metropolitana, conocida como la Gran Buenos Aires pasa los 12 millones de habitantes. Si quieres conocer este inmenso centro urbano, es bueno saber cuáles son sus condiciones climáticas en las diferentes épocas del año, así podrás armar tu valija con la ropa que te será útil. En términos generales, el clima en Buenos Aires es templado, con una temperatura media de 18 grados centígrados.

El verano en la capital argentina es húmedo y tiene un promedio de temperaturas de 28 grados centígrados. A diferencia de la ciudad de Montevideo, donde sopla una ventisca fresca de la costa marítima, en Buenos Aires los días de verano pueden llegar a ser bochornosos. Las mañanas son cálidas, y la temperatura sigue aumentando al medio día y en las primeras horas de la tarde, con picos de calor que superan los 35 grados. En la noche, esta temperatura elevada desciende levemente.

Un fenómeno que ocurre todos los veranos es la llegada del pampero, un viento zonal que llega desde el sudoeste. Comienza con una tormenta breve y sigue con vientos fríos y secos. En la misma zona metropolitana no hay sitios en la costa habilitados para el baño. El verano no es una buena época para visitar Buenos Aires, a no ser que busques menos tráfico y circulación de gente para recorrer los sitios de interés turístico y cultural con mayor tranquilidad.

En primavera y otoño el clima es más agradable en cuanto a las temperaturas, pero en cambio hay más precipitaciones que en otras épocas del año. Entre los meses que van de marzo a junio y de setiembre a diciembre, ocurren con frecuencia lloviznas y breves chaparrones. En los días soleados el clima es realmente satisfactorio, con mañanas algo frescas, y temperaturas que aumentan moderadamente hacia el medio día. Con estas estaciones del año llega la sudestada: son vientos fuertes frescos y húmedos del sudeste, que duran varios días y vienen acompañados de precipitaciones.

En invierno la temperatura promedio es de 11 grados centígrados. Muy pocas veces el termómetro desciende los 0 grados. Durante el día el frío es moderado, pero de noche las temperaturas bajan sensiblemente, sobre todo en el frío mes de julio. Si viajas en época de invierno a Buenos Aires y planeas conocer la vida nocturna de la ciudad, entonces asegúrate de empacar una campera bien abrigada, ropa de lana y bufanda.

Las nevadas y neviscas no son habituales en la ciudad de Buenos Aires, pero sí ocurren otros fenómenos meteorológicos como el Veranito de San Juan que llega en pleno invierno y dura entre 3 a 7 días, y el Temporal de Santa Rosa que trae fuertes vientos en el mes de agosto.