Cuándo ir a Mendoza

cuando ir a mendoza

El sol brilla todo el año en Mendoza, una ciudad completamente disfrutable en cualquiera de las cuatro estaciones gracias a su variada oferta turística y sus temperaturas amenas. Si estás planificando cuándo ir a Mendoza, te contamos cuál es la época más recomendable dependiendo del tipo de viaje que desees realizar.

Cuándo ir a Mendoza: clima y temporadas

La ciudad de Mendoza se emplaza en la región del Cuyo, zona de la pre cordillera caracterizada por su clima continental semiárido y su pronunciada amplitud térmica. Las precipitaciones son muy escasas, siendo enero el mes más lluvioso con un máximo de 48 milímetros, y junio el más seco, con menos de 4 milímetros de precipitaciones.

El clima en Mendoza durante el verano es caluroso y húmedo, con medias de 25ºC y máximas que frecuentemente superan los 30ºC. Suelen producirse chaparrones breves e intensos y durante las noches puede refrescar. El invierno en Mendoza es frío, con temperaturas que oscilan entre los 3 y los 16ºC, registrándose marcas bajo cero algunas madrugadas. Generalmente nieva una vez cada invierno. En las zonas de montaña, el invierno (de mayo a setiembre) es la temporada de los deportes de nieve.

La primavera es la época de los deshielos debido al aumento de temperatura, lo que aumenta el cauce de los ríos y favorece los deportes acuáticos, el ecoturismo y la aventura en los alrededores de la ciudad. El otoño se caracteriza por temperaturas moderadas, sol brillante y un atractivo paisaje de árboles dorados.

El turismo en Mendoza tiene dos temporadas altas bien demarcadas: una en verano, de diciembre a marzo, fecha de la vendimia mendocina; y otra en invierno, de julio a setiembre, cuando las estaciones de esquí en los Andes funcionan a pleno. En general, los fines de semana largos son catalogados también como alta temporada. Se considera temporada baja de abril a junio, por lo que suelen encontrarse excelentes promociones en esa época para ir a Mendoza.

cuando ir a mendoza

Cuál es la mejor época para viajar a Mendoza

El final del verano es la mejor época para viajar a Mendoza y vivir de cerca la cultura vitivinícola del lugar. En esta fecha (fines de febrero y comienzos de marzo) se celebra en la ciudad la Fiesta Nacional de la Vendimia, donde a lo largo de varios días se desarrollan eventos muy populares como la elección de la Reina, los desfiles alegóricos y el Acto Central con cientos de artistas en escena.

El invierno es la época ideal para practicar deportes de nieve en las estaciones de esquí andinas, situadas a un breve trayecto de la ciudad de Mendoza. La primavera es la mejor época para ir a Mendoza en plan de turismo aventura, aprovechando las temperaturas templadas y la exuberancia de los ríos y bosques en los alrededores. Por su parte, el otoño en Mendoza tiene un encanto único por el colorido de los árboles, las tardes soleadas y la menor afluencia turística, lo que imprime un aire algo más tranquilo a la ciudad, con precios más accesibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *